Detienen al bailarín Rafael Amargo por tráfico de drogas

El bailarín Rafael Amargo y su pareja, la bailarina Luciana Bongianino, fueron detenidos este miércoles por la tarde a la salida de la casa donde residían  en la calle de la Palma del Barrio Madrileño de Malasaña. A continuación, la  Policía Judicial registraba su domicilio en el marco de una operación de rastreo de metanfetamina tras varias incautaciones en el vecino barrio de Chueca.

Según la Policía, el artista granadino, de 45 años, se dedicaba, supuestamente, a almacenar y distribuir los estupefacientes en la zona, y no solo metanfetamina, sino también popper, mefedrona, ketamina y viagra.

Además de a su esposa, también se ha  detenido al el productor de Yerma, la obra que Amargo tenía previsto estrenar mañana 3 de diciembre en el Teatro de la Latina, Eduardo de los Santos, y a un amigo cuyo nombre no ha trascendido. Todos están acusados, además de tráfico de drogas, de organización criminal. El abogado de Amargo ha denunciado irregularidades en la detención, como el hecho de no haberle permitido asistirle en el interrogatorio.

Amargo ha sido siempre un personaje polémico del que se ha dicho que vivía al límite, y que en los últimos tiempos también tenía problemas de deudas, de ahí que la casa en la que residía en la actualidad era la de sus padres.

Abiertamente bisexual, ha sido noticia también por sus relaciones anteriores a la actual, como la que que tuvo con un actor porno, o por sus polémicas declaraciones.  “Soy bisexual, creyente y hetero. Ni maricón ni gay”, dijo en una ocasión añadiendo que para él los maricones eran los que “hacen cosas malas”, desde “pederastas” a “terroristas”, dijo en una ocasión.

 

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.