Ernesto de Hannover, verano en una clínica de desintoxicación de lujo

Ernesto de Hannover, expareja de Carolina de Mónaco y con quien tiene una hija, se encuentra en Vivamayr, un ‘hotel de salud’ para librarse de  sus adicciones y además ganar peso. La clínica le cuesta 5.000 euros la semana. Se trata de un establecimiento de lujo por el que han pasado conocidos actores y actrices y músicos.

Hace tan solo unos meses, Ernesto, enfermo de cáncer, se libró de ingresar en la cárcel después agredir, totalmente ebrio, a trabajadores de un establecimiento. La Corte Regional de Wels, en Austria, dictó una sentencia por la que debía cumplir diez meses de libertad condicional, indemnizar a los trabajadores (sobre los que tiene orden de alejamiento) y la obligación de dejar la bebida.

Previamente, también en plena pandemia, protagonizó otros incidentes por los que fue ingresado en un psiquiátrico. Además ha denunciado a su hijo mayor, al que legó la gestión de su patrimonio. De hecho, se dice que Carolina y él no están divorciados legalmente pues así se lo habría pedido la familia, para evitar que se vuelva a casar en uno de sus arrebatos y ello pueda afectar a su patrimonio de sus descendientes.

Ernesto Augusto de Hannover (en alemán, Ernst August Prinz von Hannover Herzog zu Braunschweig und Lüneburg Königlicher Prinz von Großbritannien und Irland;  Hannover, 26 de febrero de 1954) es el jefe de la depuesta Casa Real de Hannover, que gobernó en el Reino de Hannover (hasta 1866) y el soberano Ducado de Brunswick (1913-1918).​

 

 

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *