Cenas románticas, paseos cogidos de la mano, días de diversión en medio del mar… Iker Casillas parece haber encontrado a su nuevo amor. El exportero, que está soltero desde que hace año y medio finalizase su relación con Sara Carbonero, vive su verano más romántico acompañado de María José Camacho (43) -según asegura la revista ‘Hola’-, viuda del guardameta del Barça Francesc Arnau.

Según desvela esta revista, el romance comenzó hace unos tres meses. Desde entonces se les ha visto en actitud cómplice compartiendo una jornada de navegación en Sotogrande y un romántico paseo por Marbella después de cenar juntos. A pesar de las fotos publicadas en Hola, el propio Iker ha desmentido la noticia en sus redes sociales.

Por el momento, ambos llevarían su relación con total discreción. Tanto que ni siquiera se siguen en redes sociales para no levantar sospechas. De hecho, en el perfil de ella se pueden ver las instantáneas tomadas durante los días que han compartido en las que no hay ni rastro del deportista.

La trayectoria de Camacho en el mundo del fútbol va más allá de su marido. Al igual que Arnau, fue jugadora del Barça y del Málaga, club en el que militó entre 2001 y 2012. Después de un año muy duro, en el que ha tenido que lidiar con la muerte de su marido, Camacho parece haber encontrado un nuevo amor tras 22 años de relación y dos hijos.

Esta es la primera relación que sale a la luz de Casillas después de que él y Sara Carbonero anunciaran su separación en marzo de 2021, después de una década juntos y con dos hijos en común. Camacho también tiene dos hijos fruto de su matrimonio con Arnau, con quien compartió 20 años y que falleció en mayo del año pasado, siendo director deportivo del Real Oviedo. El deportista se precipitó a las vías del tren de cercanías de la capital asturiana provocando una auténtica conmoción en el mundo de fútbol.

 

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.