Pedro J. Ramírez y Agatha Ruiz de la Prada pierden su piscina en Mallorca

La Audiencia Nacional ha anulado dos órdenes del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente de 2014 y 2016 que concedían una prórroga de 60 años para el uso de 350 metros cuadrados de dominio público (primera línea de costa donde en la actualidad está prohibido edificar) al periodista Pedro J. Ramírez, un terreno en el que se ubica la piscina de su chalet de Son Servera, en Mallorca. La casa la disfruta hoy en día su ex esposa, a diseñadora y aristócrata Ágatha Ruiz de la Prada.

La sección primera de lo Contencioso-Administrativo estima así la demanda presentada por un particular, Jaume Sastre, que recurrió la concesión administrativa otorgada en 2001 a Pedro J. Ramírez para establecer un embarcadero, terraza y piscina en una zona de dominio público marítimo terrestre en la Costa de los Pinos. Pedro Jota deberá ahora desmantelar todas estas instalaciones.

El activista Jaume Sastre recuerda cómo inicio su guerra judicialen 2004. Fue encontes cuando con un notario fue a la piscina  para levantar acta. “El Supremo nos dio la razón al considerar que la piscina de Pedro J. Ramírez tenía uso público pero el Tribunal no entró en el fondo del asunto”, indica

El chalet perteneció al dramaturgo y periodista Joaquín Calvo Sotelo, hermano del político José Calvo Sotelo y tío del también ex presidente español Leopoldo Calvo-Sotelo. La primera piscina que se construyó en el perímetro colindante a la finca se edificó durante el franquismo, en 1974, con una concesión que caducó en 1995. En 1999, Ramírez y Ruiz de la Prada compraron la vivienda a la viuda de Calvo Sotelo, y durante el gobierno de José María Aznar el periodista logró una nueva concesión para la piscina, que reformó ante las críticas de los ecologistas.

 

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *