Una arquitecta árabe formada en Nueva York: todo sobre Rajwa, la futura sucesora de Rania de Jordania

La casa hachemita encadena celebraciones. Si hace un mes y medio era la princesa Iman la que sorprendía anunciado su compromiso con Jameel Alexander Thermiotis, ahora es el turno de su hermano mayor, el príncipe Hussein, heredero del trono jordano. En ambos casos ha sido una sorpresa pues se desconocía que ninguno de los dos hijos de los reyes Abdalá y Rania tuviese pareja, pero tras un discreto noviazgo, el primogénito, como su hermana, ha decidido dar el paso y presentar al mundo a su prometida, Rajwa, la futura reina consorte.

La joven tiene 28 años, como el Príncipe, y nació en Riad, la capital de Arabia Saudí. Allí residen sus padres, Khalid bin Musaed bin Saif bin Abdulaziz al Saif y Azza bint Nayef Abdulaziz Ahmen al Sudairi y, como manda la tradición ha sido en el domicilio familiar de la novia donde tuvo lugar la pedida de mano.

La familia de Rajwa no pertenece a la realeza, pero sí desciende de una dinastía de jeques. Los Al Saif tienen su origen en la tribu Subai, jeques de la ciudad e Al-Attar, en la región de Sudair, que se encuentra a unos 150 kilómetros de la capital saudí. Su dominio en esa localidad se remonta a finales del siglo XIX, durante el reinado de Abdulaziz bin al Saud. Además, su familia materna pertenece al clan Al Sudairi, el mismo al que también está vinculado el actual monarca saudí. Sin embargo, la familia de la futura princesa jordana se dedica al mundo de los negocios y con gran éxito. Su padre, ingeniero civil formado en la Universidad Americana de Beirut, es el propietario del conglomerado de empresas El Seif Group, una de las más potentes del país en el sector de la construcción y las inversiones.

Rajwa, por su parte, tiene tres hermanos mayores, Faisal, Mayef y Dana y se educó en Arabia Saudí, donde también estudió la Educación Secundaria en Riad antes de poner rumbo a Nueva York para realizar sus estudios universitarios. Allí se convirtió en arquitecta por la Universidad de Syracuse, la misma profesión para la que se formó Noor de Jordania. 

Los novios están entusiasmados y un día después de anunciar su compromiso, el príncipe Hussein ha querido expresar su felicidad compartiendo una nueva imagen con su prometida, que aparece elegantísima con un vestido de vuelo azul, para agradecer el apoyo de su familia. «Rezamos a Dios para que nos bendiga. Agradecido a mi querida familia jordana por su apoyo de corazón y buenos deseos», ha escrito el heredero.

Es indudable la maravillosa acogida de Rajwa en la familia. La reina Rania ha vuelto a reiterar su alegría por el futuro matrimonio con la primera fotografía en la que posa a solas con su nuera, a la que dedica unas cariñosas palabras: «Emocionada de dar al bienvenida a mi tercera hija, la futura mujer de Al Hussein, Rawja, a la familia. ¡Estamos tan felices por los dos!».

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.